Una yaya acaba de aparcar el carrito de su nieto delante del escaparate de una tienda de muebles. La yaya le pone caras al niño, caras de yaya, invitando a la criatura a maravillarse con una mesa de centro en roble macizo de 340 €, una alfombra de lana de 479 € y una chaise lounge de piel de 1.149 €. SEÑORA, una guardería le saldría más barata.